miércoles, 2 de junio de 2021

INDULTOS PRO DOMO SUA

 


INDULTOS PRO DOMO SUA

(EN BENEFICIO PROPIO)

***

El presidente de este sedicente gobierno PSOE - PODEMOS, ya nos anuncia con calculada oportunidad despejado el horizonte de convocatorias electorales a corto plazo al menos, que se propone indultar a los delincuentes convictos del denominado "procés" catalán en razón de altos intereses de estado como la concordia y la convivencia. 

Arriba puede verse lo que este aventurero de la política incomprensiblemente salido de la factoría del PSOE, pensaba acerca de los indultos y particularmente de los indultos políticos abusivamente practicados por el entonces gobierno de Rajoy según él. Así lo mostraba protestando en tuits en 2014 y en mítines como el que dio en Valencia por aquellas fechas.

Eso era lo que pensaba y manifestaba entonces, claro, cuando estaba en la oposición. Pero ya sabemos algo más del personaje como para estar vacunados de incredulidad porque, si algo ha demostrado a lo largo de todo este tiempo, es su profunda militancia en el marxismo más cañí. El marxismo de Groucho claro: estos son mis principios pero, si no les gustan, tengo otros.

El indulto que el gobierno prepara para los delincuentes criminales de lesa constitución, no busca como dice con el ya reiterado rictus de un embaucador pillado en miles de desmentidos de sí mismo, más que el propio beneficio porque, que sus posaderas sigan usufructuando el poder y el Falcon, depende precisamente de que estos delincuentes  convictos estén en la calle y a la mayor brevedad. 

Es decir, utiliza los indultos para indultarse a sí mismo porque forma parte de una de las contrapartidas del pacto de investidura contraídas con los separatistas a cambio de su apoyo para derrocar a Rajoy. 

Es ignominioso el pago de facturas ocultadas cada vez que fue interpelado en el Congreso por los grupos de la oposición, pero puesto de manifiesto ahora en toda su crudeza porque se le agota el tiempo y las oportunidades de hacerlo con el mejor control de daños electorales posibles.

El presidente Sánchez y su sumiso partido socialista actual, han hecho todo lo posible por dinamitar el espíritu constitucional del 78 y arrumbar con los más intransigentes mandatos constitucionales que garantizan la indemnidad ciudadana contra la tiranía despótica que nos desgobierna, pandemia y otros eventos por medio: la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos y su sometimiento pleno a la ley y al derecho que proclaman los artículos 9 y 103 de la Constitución.

El indulto que en breve acordará el gobierno de Sánchez para los convictos criminales de lesa constitución, tiene la peculiaridad además de que no ha sido solicitado por los que van a ser indultados y, desde luego, si bien no van a renunciar a sus beneficios entre ellos el de salir de la cárcel, no pierden oportunidad de asegurar que volverán a hacerlo. Es decir, sin el requisito del arrepentimiento tampoco. Eso sí, se dan un par de años porque, más o menos, ese es el tiempo que falta para las próximas elecciones generales. Es decir, el mismo cálculo que hace el presidente Sánchez para su autoindulto.

En el actual parlamento hay cuatro partidos que conservan sus actuales siglas tal y como se llamaban durante la segunda república. Se trata del PSOE, del PCE (ahora empotrado en Podemos), del PNV y de ERC. Más o menos la misma amalgama frankenstein que lo apoyó en la moción de censura contra Rajoy y que sustenta al gobierno a golpe de concesiones y trapicheos. 

Pues bien, la obsecuencia babosa con que históricamente ambas formaciones de izquierdas (ahora también asumida vehementemente por Podemos y Más País), vienen practicando con los partidos nacionalistas, paradigma de la deslealtad usuraria, reaccionaria e insolidaria, responde a un incomprensible complejo o síndrome de Estocolmo histórico que ya tuvo sus nefastos precedentes en 1917 y, desde luego, en 1934. 

Desde entonces y pese a los calamitosos sucesos que han jalonado nuestra trágica historia contemporánea plagada de violencias, guerras civiles y enfrentamientos que trata de conjurar precisamente la Constitución del 78, vuelven a nuestro horizonte político presente a golpe de  inquietantes exhibiciones de desconocimiento del pasado del propio partido y su protagonismo en buena parte de esos hechos, alentadas por nuevas generaciones de los socialistas más indigentes que jamás hayan mandado o pululado en ese partido ocupando su poder orgánico de dónde ha desaparecido toda disidencia, y la que existe extramuros del poder orgánico o institucional del socialismo sanchista la quieren expulsar manu militari. 

El PSOE era - en pasado porque ha dejado de serlo - , un pilar central del arco constitucional que, si embargo y por mor de ocupar el poder dos años más al menos, está dispuesto a renegar de su pasado constitucional más inmediato y más fructífero para el país. 

Y a enfangarse sin embargo en una indecente maniobra que humilla al Estado y la ciudadanía en general, que traiciona el espíritu de la constitución violada y maltratada por estos facinerosos que además tienen secuestrados al menos a la mitad de nuestros compatriotas catalanes no independentistas, y que se sienten abandonados a su suerte por un gobierno indecente dispuesto a dejar en libertad precisamente a los carceleros de sus derechos democráticos. 

Estos criminales contra la convivencia pacífica recibirán un grosero indulto cómplice uno a uno de un indigno Gobierno, para que sigan delinquiendo impunemente y con saña dispuestos a demoler todo el marco de los principios y los anhelos implícitos de la Constitución que los acoge. Ley y derecho constitucional que hace mucho tiempo fueron expulsado de la vida pública en Cataluña precisamente por esta manga de delincuentes y vividores.

CUANDO LOS PUEBLOS OLVIDAN SU HISTORIA Y SE EMPEÑAN EN REPETIR SUS ERRORES TRÁGICOS DEL PASADO


Arriba uno de los gobiernos de la segunda república presidido por A. Lerroux en 1935, que se vio en la tesitura también de indultar a criminales políticos a resultas de los sucesos de 1934.

Gobernaba la derecha constituida por el Partido Radical de Lerroux y la CEDA de Gil Robles. Este último partido había ganado las elecciones en 1933 pero la izquierda, fundamental y muy mayoritariamente el PSOE, que estaba en total minoría en el congreso,  amenazó al presidente Alcalá Zamora con altercados y movilizaciones si el nuevo gabinete se constituía con elementos del partido de Gil Robles. De forma tal que el entonces presidente de la república encargó formar gobierno a quien lo era del Partido Radical, un partido genuinamente republicado de la primera hora pero ya en declive y en minoría.

Esta anómala situación de que la minoría de la izquierda impidiera gobernar al partido o la coalición que había ganado las elecciones y secundado por el propio presidente de la República, invocando causas de males mayores pero claudicante ante el chantaje, provocó que el gobierno en minoría de Lerroux se quedara sin el apoyo parlamentario de la CEDA cuando ésta salió del gobierno a resulta de los indultos. Indultos que tuvo que acordar como un trágala porque Don Niceto, campeón de la intriga y la injerencia, había sorprendido ya al ejecutivo en uno de sus consejos cuando advirtió a D. Alejandro, el viejo león republicano, que, si no indultaban a Pérez Farrás, tendrían que elegir a otro presidente de la República.

Los acontecimientos de octubre de 1934 fueron una intentona de golpe de Estado preparado por la izquierda que solo triunfó realmente en Asturias, donde algunos meses antes I. Prieto desvió un cargamento de armas que sus correligionarios desembarcaron en las playas asturianas para ser utilizadas cuando fueran llamadas a la rebelión.

También Carrillo, que por entonces tenía no más de quince años, cuenta en sus memorias cómo se acumularon armas en la sede del PSOE de la calle Carranza de Madrid, y cómo él mismo se perpetró de una pistola y acudió el día d a las puertas del cuartel de Conde Duque a la espera de asonada militar que, sin embargo nunca llegó. También hace la confidencia de cómo Prieto le previno facilitándole un teléfono de un alto jefe del ministerio de Gobernación (entonces en la Puerta del Sol) por si era detenido.

El golpe fracasó como se dice excepto en Asturias, algunas poblaciones del País Vasco y Cataluña. Y, en medio de la confusión y el caos, Companys proclamó el estado catalán y la Federación de Pueblos Ibéricos. 

Hubo por parte del gobierno discursos y emplazamientos a deponer su actitud pero todo llamamiento fue inútil y, vencido el plazo, se personó ante la Generalitat una compañía del ejército conminando a Companys y su gobierno a rendirse. Cosa que no hicieron sino después de disparos y enfrentamientos armados entre los mozos de escuadra y la columna del ejercito al frente del cual iba el entonces coronel Godet. Y hubo muertos y bajas de entre los militares por disparos realizados por un sargento y ordenados por su jefe el teniente Pérez Farrás.

Y hubo también consejos de guerra y muy duras sentencias de la justicia republicana de condenas a muerte de los cabecillas inductores y autores así como de la trama política. Pero a Indalecio Prieto no lo cogieron porque huyó en el maletero del coche de Hidalgo de Cisneros, jefe que luego fuera de la aviación republicana, camino del exilio en Bélgica. Siempre Bélgica, como un recurrente faro donde se refugian delincuentes y fugados de la justicia española porque es tierra especializada en acogerlos sin muchos escrúpulos. Y, desde allí, pudo en poco tiempo Prieto provocar la caída del gobierno de la derecha con el famoso caso Straperlo, un asunto de corrupción para que no nos falte de nada tampoco.

Los indultos dados a regañadientes por el gobierno de coalición de radicales y cedistas chantajeados por el presidente de la República y su amenaza de dimitir si no los concedían, hirió de muerte a la coalición gubernamental y ahí comenzó el punto de no retorno. También intervino el Tribunal Supremo como órgano sentenciador emitiendo informe contrario al indulto. Más o menos todo asombrosamente igual que ahora.

Los indultos provocaron una nueva crisis del gobierno de coalición de la derecha saliendo del mismo los ministros de la CEDA, quedando conformado no obstante de nuevo con la presidencia de nuevo del viejo león radical. Pero por poco tiempo. 

Un comvoluto remitido por Prieto al presidente de la República que contenía pruebas de sobornos más o menos inocentes por parte de dos belgas muy pillos aspirantes a las concesiones de las ruletas de los casinos, acabó con el ya muy desprestigiado gobierno de la derecha. No faltó pues tampoco el pretexto de la corrupción en este caso.

Don Niceto aprovechó la ocasión y disolvió las Cortes y convocó a elecciones cumpliendo con ello la implacable exigencia del PSOE. Poco sospecharía el presidente de la República que aquella disolución anticipada y la posterior convocatoria de elecciones para febrero de 1936, fueron las precursoras de la violencia y el enfrentamiento ya insalvable y, además, su final como presidente pues, tras el triunfo del Frente Popular que el propio Alcalá Zamora calificó en sus memorias como de fraudulento, fue destituido sin miramientos con el pretexto de incumplir el límite del mandato constitucional al haber superado el número de disoluciones de Cortes. 

El presidente de la República cayó así ignominiosamente víctima de sus propias intrigas y de las trampas que le tendieron las izquierdas. Y muy desengañado también pues sus otrora protegidos le propinaron una rotunda votación en el Congreso para su destitución, ya que apenas fue opuesta por un puñado de no más de veinte diputados fieles. 

Había conseguido en ese sentido aunar le beligerancia de todos los grupos tanto de izquierda como de derecha, quedando pues destituido por una inmensa mayoría que lo ejecutó sin misericordia. 

Todo se precipitó como un viento arrasador hacia la violencia primero contenida y después explícita, y el derrumbe de la confianza o entendimiento mutuo entre los bloques sellado por los resultados electorales de febrero de 1936. 

Y el punto de partida fue precisamente el de los indultos para conmutar la penal capital por la perpetua que se vio obligado a ejecutar bajo chantaje el propio gobierno de la derecha contra la que se habían levantado en armas los condenados. Algo que luego liquidó rápidamente Azaña ya en 1936 nada más tomar posesión como presidente del gobierno y como primera medida, acordando en consejo de ministros la concesión de la amnistía para todos lo condenados. De forma que, junto con los condenados por la sublevación del 34, también salieron a la calle cientos de criminales comunes como el asesino de Dato varios años antes.

Este asunto de los indultos a los delincuentes políticos tiene pues unos oscuros antecedentes en nuestro violento devenir histórico más reciente, y no hemos aprendido nada. Porque, con absoluta seguridad, los indultados, lejos de percibir ese gesto de magnanimidad del Estado para con ellos, lo perciben y percibirán como un signo bien patente de la debilidad del propio Estado. Lo que, para nuestra desgracia, es cierto mientras el presidente y su propio gobierno de coalición dependan y sean rehenes precisamente de los delincuentes indultados. No aprendemos la lección histórica porque han llegado al poder y singularmente al PSOE, una manga de aventureros sin memoria y dispuestos a enterrar al centenario partido, en la ignominiosa sentina de la historia por su complicidad y dependencia de partidos patoteros. Triste pero merecido final porque sus mudos militantes han desistido de plantar cara a su más despótico traidor que los desprecia y ningunea.

Así pues, hubo un levantamiento armado contra la constitución de la República en 1934 convocado por la izquierda y singularmente por el PSOE, que tuvo luego su réplica en Cataluña proclamando el Estado Catalán unilateralmente por ERC. Hubo consejos de guerra y sentencias muy duras, mucho más que las actuales. Y hubo también indultos, crisis de gobiernos, degradación general y desconfianza de la ciudadanía del poder, informes del Tribunal Supremo ratificando las condenas, y no faltó tampoco un huido a Bélgica precursor del mismo camino de Puigdemont.

Ah, y tampoco faltó un caso de corrupción hábilmente manipulado que provocó la caída definitiva del gobierno de derechas y nueva convocatoria de elecciones.

Dos lecciones más: i) desde entonces, desde los indultos, nada fue igual y todo fue avanzando hacia el despeñadero. Y ii) una cosa sí es segura, los separatistas solo se levantan contra la derecha, porque le tienen muy bien cogido el número a la izquierda, y muy particularmente a sus elementos más ambiciosos como el presidente del Gobierno que actúa en beneficio propio siempre. 

Esta es la cínica tautología con que el Gobierno siembra los vientos de hoy que, si nadie lo remedia, pueden ser las tempestades del mañana: que ellos solo tratan de arreglar lo que la derecha estropeó, cuando la palmaria realidad es que estos abusadores supremacistas siempre eligen la derecha para sublevarse porque, más pronto o más tarde, ya vendrá el PSOE a indultarlos.

sábado, 15 de mayo de 2021

CUANDO LA JUSTICIA PONE COTO A LOS ABUSOS (I)

 


UNA CUESTIÓN DE "NOMENKLATURAS"

***

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 28 de Madrid acaba de anular el acuerdo municipal del pleno de organización celebrado el día 28 de junio de 2019, por el que se creaban una serie de puestos de confianza así como la asignación económica de cada uno ellos, a resultas de un recurso interpuesto en su día por el grupo municipal del Partido Popular. 

El acuerdo anulado por la sentencia 115/2021 de cinco de mayo, afecta a los cargos de confianza de Coordinador de Hacienda, al Coordinador de Urbanismo, al Coordinador de Cultura y al Coordinador de Áreas Municipales.

Estos puestos, una vez creados por el pleno, fueron nombrados discrecionalmente por el alcalde, cosa que hizo el señor CORPA mediante sus respectivos Decretos firmados, en algún caso, incluso después de haber tomado posesión.

Y, en efecto, aquí tenemos el listado de los cargos de confianza nombrados discrecionalmente por el alcalde publicados en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el día 12 de septiembre de 2019. De ellos, cuatro nombramientos se verían afectados por la anulación de este acuerdo plenario y aparecen con la flecha de arriba.


Y este es el muy claro fallo del Juzgado: se anula el acuerdo del Pleno relativo al punto VIII del acuerdo "Propuesta de nombramiento, naturaleza y retribuciones del personal eventual", "por no ser conforme a Derecho".

El tema es meridianamente claro: el acuerdo del pleno de 28 de junio de 2019 es nulo por lo que respecta a los cuatro puestos de confianza referidos, y el fallo no puede se más elocuente tampoco.

Pero, si nos atenemos a la explicación dada por el alcalde Corpa (PSOE) y su socio de gobierno el portavoz de Ciudadanos, señor Hontecillas, el asunto se reduce a una simple cuestión de "nomenclaturas". Una infantil explicación dirigida a cándidos ciudadanos dispuestos a creérselo todo. O a medios con la servil vocación  de constituirse en meros transmisores cacofónicos de explicaciones simplistas cuando no directamente explicadas para besugos.

El equipo de gobierno ha sido pillado en una manifiesta ilegalidad por un juzgado de lo Contencioso y éste lo ha anulado sin dudar un solo minuto y citando numerosa y abundante jurisprudencia de los tribunales. Sin perjuicio, claro está, de que el Ayuntamiento presente su recurso de apelación con la sola intención de ganar tiempo y probar suerte a ver si suena la flauta.

Pero, como se dice, los fundamentos de la sentencia basada en los profusos precedentes jurisprudenciales que se citan incluso de varios Tribunales Superiores de Justicia, auguran un inútil recorrido que solo tiene esa finalidad y nada más. Cualquier cosa menos enmendar el tremendo error que puede llevar acarreado que la nulidad del acuerdo tenga efectos retroactivos desde el día 28 de junio de 2019. 

En ese caso, ¿se harán cargo cada uno de los miembros del equipo de gobierno del daño patrimonial que se le cause al Ayuntamiento, si finalmente el TSJ de Madrid confirma la sentencia, o tendrá que pagarlo todo el pueblo como sucede siempre?

Dado que sobre este tema, además de la intoxicadora campaña desplegada tanto por el alcalde CORPA y su partido el PSOE, como por el portavoz de Ciudadanos, no solo persigue la búsqueda afanosa y urgente de una coartada como la absurda referida a las supuestas motivaciones espurias del grupo municipal del PP al presentar este recurso, hay una patética intención del equipo de gobierno de desviar la atención señalando el dedo que apunta a la luna. O reduciendo el caso a una simple cuestión de "nomenclatura".

Por esa razón, se hace necesario aportar sosegadamente si es posible, la información más precisa y amplia para que los ciudadanos tengan todos sus propios elementos de juicio sobre el asunto, y no se dejen embaucar por las milongas que van propalando interesadamente tanto el equipo de gobierno como sus medios más adictos. 

Así como esa plaga de haters militantes que acuden como moscas a redes sociales para poner su granito de arena en favor de los suyos, aun a costa de exhibir oceánicas demostraciones de ignorancia del asunto. Acompañada casi siempre de tan empecinada militancia del círculo de su particular secta política, que le impide reconocer dónde está el quid de la cuestión porque padecen del síndrome incurable de un fanatismo analfabeto que más bien merece conmiseración. Pero que, por su machacona y empecinada insistencia, puede llegar a confundir a no pocas personas que las crean de buena fe.

No se engañen ni se dejen engañar nuestros seguidores, porque lo que ha hecho este Juzgado es lo que vienen haciendo otros muchos con similares pronunciamientos: poner coto a estos claro y manifiestos abusos cometidos por nombramientos denominados como de confianza, pero que significa eso, de "confianza política". 

Es decir, de personas pertenecientes al círculo militante de los partidos, que son premiadas con estos nombramientos discrecionales del alcalde pero que, en este caso, no se ha molestado siquiera en motivar porque debe creer que no necesita hacerlo porque seguramente supone, que como son nombramientos de confianza que por cierto paga usted amigo ciudadano, no tiene por qué dar descuentos del porqué los nombra cuando es justamente todo lo contrario.

Por lo tanto, han convertido estos acuerdos en puros nombramientos arbitrarios precisamente por su falta de motivación, algo que es especialmente exigible en el caso de los acuerdos discrecionales o lo que vulgarmente se conoce como "nombramientos a dedo". Esta es la verdad y así lo tenemos nosotros denunciado por cierto en este blog desde el mes de julio de 2019.

UNA SOBREABUNDANCIA DE COORDINADORES EN LA PLANTILLA MUNICIPAL


En efecto, ya en el mes de julio de 2019 dedicábamos un par de entradas a este asunto, que la casi totalidad de estos nombramientos no eran otra cosa que el resultado de artificiosas decisiones que, bajo el pretexto de "cargos de confianza", se nombraban en realidad a un grupo de personas en algunos casos sin reunir cualidades profesionales adecuadas, y en otros solo tenían por finalidad la de ejercer como verdaderos concejales en la sombra bajo la denominación de "coordinadores".

Pero es que, además, el propio alcalde Corpa también tenía hace tiempo su particular visión de estos nombramientos solo que, entonces, estaba en la oposición. 

Vean y escuchen lo que el alcalde Corpa como portavoz del PSOE decía acerca de estos nombramientos en el pleno de organización de 2011 en el vídeo que ofrecemos más abajo. Incluso da lectura a varios artículos del Estatuto de Empleados Públicos que, según su propia versión de entonces, impedía precisamente que por la puerta falsa de los nombramientos de cargos de confianza, se colaran conmilitantes para realizar tareas que sin embargo solo podían ser ejecutadas por personal funcionarial de carrera, seleccionados por medio de procedimientos que garanticen la publicidad, el mérito y la capacidad. 

Es decir, lo que le viene a decir precisamente el Juez de lo contencioso con este impecable fallo judicial que anula el acuerdo del pleno. ¡Pero es que ya lo manifestaba él en 2011! Por lo tanto, no puede alegar el alcalde Corpa desconocimiento del asunto. 

Vean, vean la lección de legalidad que el entonces portavoz del PSOE señor Corpa le daba al equipo de gobierno de IU por, precisamente, intentar colar de rondón y bajo la fraudulenta cobertura de cargos de confianza, personal que en realidad estaba destinado a suplantar tareas solo reservadas a funcionarios.

No tiene desperdicio su intervención de entonces pues, bien por su propia deducción o porque alguien se lo hubiera soplado, sabía perfectamente que esos cargos no pueden cubrirse para realizar tareas reservadas a personal funcionario, y empotrarlos así fraudulentamente por la falsa puerta de acceso de los denominados cargos de confianza. 

Saber que ese procedimiento no respetaba precisamente la legalidad, era algo que el hoy alcalde Corpa conocía de primera mano porque así se lo reprochaba con lecturas del artículo del Estatuto de los Empleados Públicos incluido, al entonces equipo de gobierno de IU. Veánlo pinchando el vídeo.




Curiosamente, dos de aquellos cargos de confianza de entonces ya fueron anulados por otro Juzgado, con lo cual llueve sobre mojado. Solo que en aquel caso, el hoy alcalde Corpa mandó por delante a la sección sindical de UGT para recurrir los acuerdos de esos nombramientos por el entonces equipo de gobierno de IU.

Y, ¿por qué entonces la sección sindical de UGT del Ayuntamiento recurrió y consiguió la nulidad de aquellos nombramientos con su cese inmediato además, y ahora esta sección sindical no ha dicho esta boca es mía? Obviamente, porque los que gobernaban entonces no eran los suyos y los que están ahora sí. Así es la vida y así funciona este negocio de intereses políticos y sindicales cruzados.

Como no puede tampoco desconocer el alcalde Corpa con la legión de abogados que tiene contratados, además del asesoramiento legal del Secretario, que, anulado el acuerdo referido, ello conlleva necesariamente también el inevitable cese de los cargos nombrados, y si el fallo del TSJ de Madrid acordara confirmar dicha sentencia antes de las elecciones, veremos pues que la primera consecuencia de ello sería precisamente el cese de esos cargos de confianza.

ECHAR LA CULPA A INTERESES ESPURIOS DEL RECURRENTE Y EL PROBLEMA DE LA "NOMENCLATURA"

***

Por la puerta falsa de la aprobación de los Presupuestos de 2020, aprovecharon para tratar de enmendar lo que sabían era absolutamente ilegal. Ergo, ¿hay mejor prueba del reconocimiento de la ilegalidad de estos nombramientos, cuando ellos mismos, motu propio, los modificaron?

Y ahora vienen dando explicaciones que no explican nada sino que, por el contrario, enredan mucho más la madeja por cuanto que, si ya en esas fechas reconocían que esos nombramientos podían tener problemas de legalidad y así se estaba cuestionando en el Juzgado, ¿por qué razón no se allanaron y regularizaron la situación en lugar de utilizar la fraudulenta cobertura legal de los Presupuestos de 2020, sin revisar además el acuerdo anulado por el procedimiento legal previsto?

Y, en todo caso, si al realizar esas "simples modificaciones de los nombres" como cándidamente dicen, y hechas al margen del procedimiento legal previsto que no es y no puede ser otro que la de revisar y/o anular el acuerdo del Pleno de 28 de junio de 2019 que por cierto sigue en vigor, están reconociendo que algo chirría con estos nombramientos y, por lo tanto, reconociendo ellos mismos su ilegalidad, ¿por qué razón anuncian que lo van a recurrir al TSJM?

¿RECTIFICAR? ANTES MUERTOS QUE SENCILLOS

Las explicaciones intentadas por los responsables del equipo de gobierno, revelan la idea sobre la que se sustenta la empecinada voluntad de incurrir en los mismos errores: nada de rectificar y hacer las cosas bien. Al contrario, agotar hasta la última instancia con la pretensión de encontrar algún argumento leguleyo con el que darle la vuelta a la situación. Es la absurda espiral en la que está atrapado este equipo de gobierno rehén de una cohorte de juristas cuyas pírricas victorias judiciales, solo se ensañan con desamparados jóvenes aspirantes a una VPO en la promoción de Plaza de España.

En estos momentos está en información pública la Cuenta General de 2019, y en ella hay un larguísimo apartado de provisiones y contingencias por causa de más de un centenar de recursos judiciales. Solo en esos epígrafes se recogen más de 22 millones de contingencias que se están dirimiendo en los tribunales por diferentes y numerosas causas, sin contar las correspondientes a las indemnizaciones a los socios del caso plaza de España. Se trata de procedimientos vivos en los juzgados contenciosos, así como las avalanchas que prevén por los acreedores concursales de dicha empresa. Tanto es así, que han contratado vaya usted a saber mediante qué procedimiento porque siguen la costumbre de hacerlo todo de la forma más opaca, nada menos que a ¡ocho abogados! a los que sumar en plantilla, aprovechando el denominado "Plan de Empleo" de la Comunidad de Madrid. Es todo surrealista.

EL ALCALDE FALTA A LA VERDAD UNA VEZ MÁS

No hay nada más sencillo en estos tiempos que corren, que convocar una rueda de prensa donde son invitados medios que no harán preguntas incómodas, y contarle milongas al personal a sabiendas de que nadie le replicará nada ni le cuestionará lo que afirma, cuando, teniendo oportunidad de hacerlo, no han conseguido convencer al juez que ha dictado la sentencia fallando que el acuerdo del pleno de 28 de junio de 2019 es nulo por ilegal.

Pero he aquí al alcalde Corpa erre que erre en el momento justo en el que afirma, sin inmutarse, que los cuatro coordinadores nombrados por él no han realizado trabajo o tarea alguna reservada a funcionarios. Lo cual es para preguntarle lógicamente lo siguiente: si estos cuatro señores fueron nombrados con salarios suculentos además, para realizar tareas de coordinación, es decir, tareas y funciones reservadas a funcionarios, ¿qué es lo que han hecho entonces hasta ahora? ¿se les ha estado pagando sin realizar función alguna para la que fueron contratados? Y, en este caso entonces, ¿se les ha estado pagando sin que realizaran esas tareas de coordinación que es para lo que los nombró usted? Preguntas de pura lógica que por supuesto nadie le hizo.

Pero es que, además, el alcalde falta clamorosamente a la verdad porque no es cierto lo que dice en absoluto. Y aquí abajo tenemos la prueba de ello.



Aquí arriba vemos un informe emitido por quien era el arquitecto municipal para los presupuestos de 2015 y luego reiterado también para los de 2016. Como puede apreciarse, está firmado por el arquitecto municipal, es decir, funcionario del Ayuntamiento pues, y el informe hace referencia a los ingresos que se prevén del Área de Urbanismo en concepto de los diferentes convenios urbanísticos en vigor.


Y aquí tenemos el mismo informe que hiciera el Arquitecto Municipal, funcionario municipal, en 2015 y 2016, solo que ahora está firmado por el Coordinador de Urbanismo y este informe es para el Presupuesto de 2020. Uno de los cargos nombrados por el alcalde Corpa a resultas del acuerdo anulado por el juez. ¿Necesita más pruebas el alcalde? Como puede apreciarse, el propio coordinador de urbanismo dice que se trata de un informe.

Pero es que, además, este coordinador de urbanismo viene realizando tareas que en realidad se corresponden con la de la Dirección del Área, puesto de libre designación que sin embargo ha de cubrirse también mediante el procedimiento de mérito y capacidad. Con lo cual, en este caso, la ilegalidad puede ser doble además.

PRÓXIMA ENTRADA

LAS CAUSAS INVOCADAS POR EL JUEZ PARA ANULAR ESTE ACUERDO Y DÓNDE ESTÁN LAS CLAVES DE ESTOS ABUSOS


domingo, 9 de mayo de 2021

LECCIONES PARA UNAS ELECCIONES (I)


RESULTADOS DE ELECCIONES A LA  ASAMBLEA DE MADRID 4 DE MAYO 2021
SAN FERNANDO DE HENARES
***

CUANDO LOS VOTANTES SE NEGARON A CONFUDIR EL ECO CON LAS VOCES

Como es sabido, la candidata del PP DÍAZ AYUSO ha obtenido un contundente triunfo en estas elecciones intermedias y forzadas por las circunstancias a mitad del mandato, provocando con ello un notable batacazo a todos sus oponentes y, muy especialmente, a quien fuera su socio de gobierno, Ciudadanos (que desaparece de la Asamblea donde tenía 26 escaños), así como al PSOE que ha bajado de ser el ganador en 2019 a tercera fuerza en Madrid. Sin olvidar tampoco la retirada de la política de Pablo IGLESIAS y la contención moderada de VOX.

Algunas lecciones deberían sacar los perdedores en estas elecciones, planteadas torpemente por la izquierda y sus medios dóciles al grito guerracivilista del "no pasarán" que tantas y tan trágicas reminiscencias frentepopulista traen a no poca gente. Gente, cuya lucha cotidiana hoy día no es precisamente la de desenmascarar fascistas por doquier, sino ver cómo consiguen trabajar en medio de cierres, estados de alarma y confinamientos medievales varios. Especialmente si lo hace en el sector privado porque, de esta situación, la primera conclusión que puede sacar quien se gana la vida fuera del sector público, es la de comprobar cómo éste goza de injustos privilegios porque tiene garantizado sus emolumentos tanto si está en el tajo como si no lo está. 

Mientras, el resto de los mortales se ve obligado a pedir cita previa para toda gestión oficial ante cualquier ventanilla, siendo víctima de la desesperación tanto si quiere acercarse a realizar cualquier gestión administrativa de la multitud a la que tiránicamente se le somete para cualquier actividad por nimia que sea, ya para poder inscribirse en un ERTE, cobrar el paro o pagar un simple impuesto con plazo y recargo. Toda una tortura impuesta coercitivamente por el miedo y el despótico poder que nos asola.

Una buena parte del electorado está ya harto del maltrato del que es objeto y de esta situación porque comprueba que, mientras se han visto obligados a cerrar sus negocios sin alternativa alguna y con ello a cesar el medio que le da de comer a él y a su familia, o que no puede circular ni para ver a sus allegados y amigos so pena de multas y ultrajes, una inclemente chusma de políticos privilegiados viajan y se desplazan impunemente en sus coches o aviones oficiales a lugares de veraneo o a visitar a sus familias so pretexto de acto oficial. 

O se dedican a mentir y ocultar impunemente con el desprecio de quien se cree investido para cometer todo tipo de trapacerías porque para eso es el que manda. Es la versión moderna del despotismo y no precisamente ilustrado, soportado con resignación por el miedo y la desesperanza inoculado por una plaga de malditos asesores a sueldo del erario público que además pagamos todos nosotros.

Y porque, además, se han cuidado muy mucho también de inhabilitar prácticamente al parlamento, de forma que no tienen que dar explicaciones a nadie porque han derogado a mínimos su actividad bajo el estado de alarma, mientras que hay que soportar la turra indolente del presidente del gobierno en las televisiones perorando cursis discursos que le han escrito otros para mayor autoglorificación, cuando muchos de nuestros derechos fundamentales han quedado arrumbados so pretexto de la salud, y están en manos de un enfermo de poder al que le han otorgado otros ilimitados por la puerta fraudulenta de un estado de alarma que en realidad es un estado de excepción encubierto. 

Miembros del gobierno y adláteres henchidos de arrogancia y desprecio a las vicisitudes trágicas en que vive el hombre de la calle que, obviamente, no pisan desde que se subieron al coche oficial o al Falcon, mientras miles de sus asesores áulicos, esos rasputines de guardarropía, se dedican a jugar al juego de tronos y demás series favoritas desde Murcia a Madrid, pensando solo en el maldito poder donde colocar a los suyos que es de lo que va todo esto.

Una muchedumbre madrileña se ha rebelado con rabia contenida, y además ha podido comprobar cómo engreídas vicepresidentas de la nada, insultan una y otra vez su inteligencia siendo menospreciados así por unos irresponsables gobernantes que son incapaces de poner el oído de la calle. Porque hace mucho tiempo que no se mezclan con la pobre gente que ha perdido su negocio, su empleo, su pequeña empresa; su medio de vida en fin. Y están en el más absoluto desamparo entre las colas del hambre o del desempleo, el inseguro Erte o, lo que es peor, al borde de la indigencia y con el miedo al contagio.

Buena parte de esos votantes no han votado al PP y ni siquiera a Ayuso por adhesión ideológica, sino que han visto la oportunidad de dar respuesta contundente a tanto abuso, tanto desprecio a la dignidad de la gente, tanto insulto a la inteligencia y tanto ataque estúpido proferido desde la soberbia militante de aprendices de brujo dispuestos a experimentar fórmulas periclitadas por autoritarias, sobre el despojo de sus maltrechas economías. 

Pero con su dignidad intacta, expresada limpiamente en las urnas cuando han sido convocados porque incluso eso quisieron arrebatarle también con maniobras arteras improvisando mociones de censura urgentes,  como cortafuegos al pánico que tenían para que el pueblo hablara. 

Y habló la mayoría precisamente para dar respuesta contundente a unos abusadores profesionales que viven en una burbuja de impunidad porque  ya tienen asegurado un largo plazo como intocables, ayudados por la escoria política del país más insolidaria y ferozmente determinada a acabar con nuestro sistema constitucional, y aprovechando la situación de un gobierno plagado de incompetencia cuando no de vesánica complicidad con esos dinamiteros como socios.

Son muchos los que han visto y vivido, impotentes además, cómo toda su vida se ha venido abajo sometida al miedo y al toque de queda dictado por oscuros personajes que emergen, medran y se aprovechan de la política, y además se permiten el lujo de vejarlos y humillarlos cuan patulea indecente de políticos y mentores mediáticos de medio pelo, a los que nadie sensato les entregaría su negocio para que se lo administrara por humilde que fuera, y que, sin  embargo, deciden sobre haciendas y vidas ajenas sin importarles nada más. 

Ventajistas de toda laya ascendidos por los corruptos vericuetos de los mecanismos de selección inversa que utilizan los partidos políticos, y que aparecen encaramados por milagrosa trayectoria de ascenso social en lo alto de un ministerio dictando órdenes y decretos por doquier, con los que te dicen cómo tienes que comportarte, cuándo has de lavarte, que debes llevar en la boca, con quién puedes verte y con quién no, aunque sea con tus familiares más directos, etc., etc., etc., y además te motejan de fascista si no votas como a ellos les conviene. 

Y, por si fuera poco, una ciudadanía que ha tenido que soportar la insultante arrogancia de una superioridad moral que no se sabe bien de dónde la sacan, cuando no la humillante condición de apestados a que los han rebajado toda esta gregaria constelación militante de pequeños caciques de este reino de taifas que padecemos, llámense los Pages o Revillas de turno.

Así pues, estas elecciones han tenido al menos para mucha gente sin miedo el digno desahogo que ha desafiado la decrépita consigna de izquierdistas de salón, y el valor de haber propinado al más despótico poder que hemos padecido desde la restauración de la democracia, dos claros mensajes: a) que ya no cuelan las consignas del miedo proferidos por ventajistas ideólogos de guardarropía, y b) que quiten sus sucias manos de nuestros derechos fundamentales y dejen de manosear ya para siempre conceptos de los que se han apropiado impunemente como democracia; al estúpido grito seguido por periodistas de bufanda ideológica de que "los demócratas somos más". 

En la seguridad, además, de que cuando dicen eso están negado esa condición precisamente, porque ya han trazado una previa línea divisoria entre ellos, los exquisitos  conmilitantes demócratas, y todos los demás, los fascistas, que, si hubiera que juzgar con su prejuicio aplicado a los resultados de Madrid, resultaría que en esta comunidad habría casi dos millones de fascistas, mientras que, en Cataluña, por poner un lacerante ejemplo, habría, según la maniquea visión sectaria de estos militantes disfrazados de analistas, todo un ejemplar oasis de ciudadanos respetuosos con la ley y la Constitución. Pero a los que estos mastuerzos gubernamentales tratan con guante de seda no vaya a ser que les quiten sus apoyos y se quede el jefe de toda la banda sin el Falcon oficial.

LOS RESULTADOS EN SAN FERNANDO


Los damnificados: Ciudadanos y PSOE, a la sazón, quienes nos gobiernan desde el año 2019 en el Ayuntamiento y les pilló la cosa haciéndose fotos y en plena orgía de autopropaganda que es lo que mejor saben hacer. Ahora, no tienen muchas explicaciones salvo la afanosa búsqueda del chivo expiatorio. Nada más original que decir y explicar.

***
El Partido Popular ha ganado por primera vez en la historia de este municipio en unas elecciones autonómicas, absolutamente en todas las secciones electorales de las veinticinco que hay. 

Con una participación superior incluso a la media de la Comunidad del 78,37 %, el PP se ha alzado con el 36,03 % de los votos. También por primera vez en la historia de la democracia, en nuestro municipio no es ganador o segundo el PSOE en unas elecciones autonómicas que, además, había ganado ahora hace dos años en mayo de 2019. 

La segunda plaza pues la ha obtenido el partido de Errejón Más Madrid, de la que forma parte y era candidata en sus listas la ex alcaldesa Catalina, con un 20,96 %, siendo el PSOE el tercero con un 20,34 %. 

Se da la circunstancia también de que Más Madrid ha superado al PSOE en 14 de las 25 secciones electorales del municipio, haciéndolo en casi todas las secciones del barrio de Parque Henares, mientras el PSOE lo hace en solo 11 de las secciones sobre todo del casco histórico. El PP ha llegado a obtener en tres secciones resultados de hasta 44,7 % en la sección 003, el 44,3 % en la sección 005, y el 42,54 % en la sección 017.

Por su parte, Ciudadanos, con solo el 3,4 % de los sufragios (apenas 800), desaparece del mapa. Los dos socios del equipo de gobierno son los grandes perdedores en San Fernando al perder más de 5.000 votos entre ambos; el 30 % respecto de los resultados de mayo de 2019. Ciudadanos pierde casi el 18% de los votos que obtuvo y el PSOE casi el 12 %.

QUO VADIS PSOE?


He aquí el histérico lenguaje guerracivilista de campaña de una protagonista, Adriana Lastra, del "nuevo PSOE" que es dudoso que conozca la historia de su propio partido. Este es el patético nivel del socialismo sanchista rampante. Y esto ha sido una constante en casi toda la campaña conscientemente sobreactuada con truculentos episodios que abochornan.


Y aquí la vemos blanqueando organizaciones filoetarras, junto con su colega Simancas y con cara de susto. Estos especialistas en señalar fascistas madrileños por doquier, no tienen empacho sin embargo en firmar acuerdos y saludarse con los herederos de una organización política, Herri Batasuna, que figura en la lista de organizaciones políticas terroristas de la U.E.

Y este es el problema. La absurda deriva del PSOE sanchista, que ha pasado de ser la otra pata constitucional indispensable para que toda la arquitectura de la convivencia no se nos venga abajo una vez más, a renegar de su pasado constitucional como legado reciente más brillante, para asociarse con sus más encarnizados enemigos. Nunca como hoy es más pertinente pues hacerse la pregunta: quo vadis PSOE?

Si esta patulea de neodirigentes socialistas al servicio incondicional de Gran Narciso, conocieran algo de la historia y de las tragedias que asolaron la nuestra más reciente, no frivolizarían con burdas patrañas ya muy manoseadas, tratando de infundir el miedo en el electorado al que consideran menor de edad e incapaz de emanciparse de sus juegos maniqueos propalados por doquier, y con la interesada complicidad de medios y botarates abajofirmantes.

Pero una buena parte del electorado ni se dejó manipular ni tampoco seducir por la consigna del miedo, simplemente ejerció su deber ciudadano con serenidad y decidida dignidad, sin hacer caso alguno a histéricos montajes prefabricados. Es lo que tiene ejercer la libertad, que no puede ser domeñada por quienes llevan meses haciendo de carceleros del pueblo y confundiendo su natural miedo a la pandemia, con la sumisión entregada de los votantes a una pandemia inventada: la pandemia del fascismo que solo ellos veían interesadamente. Pero es dudoso que hayan aprendido la lección; volverán a repetirlo con torpeza a juzgar por las absurdas declaraciones de una de las muchas vicepresidentas antifascistas que tiene este gobierno tan largo como inútil.

martes, 4 de mayo de 2021

EXIGIENDO QUE ALGO QUEDA


 

EXIGIENDO QUE ALGO QUEDA

***

En una de las múltiples plataformas de televisión existentes en internet cuya proliferación hace imposible distinguir unas de otras (en este caso particular parece hacerse llamar con intenciones miméticas de la cadena autonómica, Televisión de Madrid), aparece entrevistado uno de nuestros concejales del equipo de gobierno como puede verse arriba. 


Se trata de RUBÉN FERNÁNDEZ CASAR, a la sazón concejal de Empleo y Formación, Personal y Régimen Interior y Sanidad y Consumo. Nada menos oigan. Este concejal administra él solito casi la mitad del presupuesto municipal (19 millones de euros) y lo hace, además, !sin estar liberado¡ Lo cual es para causar asombro.

Ya nos advierte al comienzo de la entrevista que se halla en plena campaña electoral, lo cual es un aviso a navegantes sobre lo que luego versa la misma completa que, cómo no, discurre toda ella por la trillada consigna del PSOE local acerca de la situación en que se halla la Atención Primaria en nuestro municipio. Y de cuya desatención autonómica ya nos da cuenta el propio alcalde a la menor ocasión, centrando sus críticas naturalmente sobre los gestores y políticos de la Comunidad de Madrid obviamente.

Nuestro concejal salta pues a la palestra de la campaña electoral en este canal de TV cuya existencia desconocíamos, pero no para dar cuenta de su gestión municipal del Centro de Salud Municipal cerrado a cal y canto durante todo el estado de alarma, no, sino que lo hace para, incumpliendo la propia ley electoral y utilizando su cargo institucional, lanzar proclamas e invectivas sobre sus adversarios políticos. Hasta casi en veinte ocasiones utiliza nuestro concejal la palabra "exigimos" en su alocución de apenas diez minutos. Un vocablo imperativo  que naturalmente no se aplicará a sí mismo ni a su gestión de la cosa sanitaria municipal, ni desde luego tampoco a todo el equipo de gobierno del que forma parte.


Y la verdad es que la presentadora tampoco le preguntó sobre ello como suele pasar con estas televisiones que, en lugar de preguntar sobre las materias de competencia del entrevistado, aprovechan para ponerle en bandeja la alcachofa y la ocasión de lanzarse contra la gestión de otra administración que, como es el caso, está en manos de los adversarios políticos del PP. En fin, no sabemos si esto lo hacen por simple ignorancia, por complicidad o porque no les interesa. 


Esto es ya muy recurrente y se repite una y otra vez en cada campaña electoral, al utilizar la propia institución (o su cargo institucional como es este caso) para lanzar invectivas y soflamas contra la gestión ajena si pertenece a otro partido, pero ocultando al personal su propia gestión o la de sus colegas en el gobierno nacional, por ejemplo en este caso. Eso sí, ahora con la excusa relacionada con la salud y en general con la sanidad de la que se ocupa la Comunidad de Madrid gobernada por el PP. Nada nuevo bajo el sol electorero por lo tanto.

Ahora bien, sucede, sin embargo, que, aun sin tener competencias sustantivas propias sobre la materia, nuestro Ayuntamiento tiene un flamante denominado Centro de Salud Municipal dependiente de este nuestro concejal entre otras muchas cosas. Por lo tanto, parecería lógico que, puestos a preguntarle, los presentadores y redactores televisivos lo hicieran sobre las actividades desarrolladas durante la pandemia por ese Centro Municipal de Salud porque, ciertamente, es absolutamente desconocida para la inmensa mayoría de la gente. Pero nada de nada oigan, le preguntan, eso sí, con reiteración e insistencia, sobre la gestión sanitaria ajena con la que se explaya, pero ni una sola pregunta sobre la suya propia.

Y ya que no lo hacen esta pléyade de seudomedios que pululan por la zona, vamos pues a interpelarlo nosotros en la medida de nuestras posibilidades, para que nuestros seguidores y lectores tengan una idea más aproximada de cuán llena se halla la política (y los medios) de personajes expertos en el uso de trampantojos electoreros, tras cuyas críticas a la gestión sanitaria ajena (también repite varias veces la falta de información), ocultan sin embargo la suya propia en materia sanitaria sobre lo que nadie le pregunta además. 

Cuando, sin embargo, es responsable político de un flamante Centro de Salud Municipal cuya memoria de actividades brilla por su ausencia sencillamente porque se "autoconfinó" en plena pandemia, y así parece que sigue desde entonces.


ALGUIEN NOS ESTÁ ENGAÑANDO


Ya anticipamos que este concejal del PSOE que forma parte del equipo de gobierno es un portento, pues él solito lleva y gestiona casi la mitad del presupuesto 2020. Es concejal de nada menos que las siguientes Áreas: Personal y Régimen Interior (17 millones de gasto; 42 % del presupuesto), Empleo y formación (630.000 euros; 1,53 % del Presupuesto 2020), Sanidad y Consumo (969.000 euros; el 2,2 % del presupuesto).

Y todo esto lo lleva este caballero ¡sin estar liberado! Asombroso, ¿no?


¿Cómo lo hace este supermán de la política local? ¿Cómo es posible que este fenómeno de la gestión municipal atienda él solito las Áreas de Personal y Régimen Interior con una plantilla próxima a los cuatrocientos empleados, lleve también el Área de Formación y Empleo, o el de Sanidad y Consumo sin que ello le cueste un solo euro al Ayuntamiento? 


Pues muy sencillo, su salario va con cargo a la Seguridad Social íntegramente por cuanto que, al parecer, cobra una prestación de invalidez de la misma. Sin que sea fácil comprender cómo es posible que este hombre pueda compatibilizar una pensión de invalidez de la Seguridad Social, con su frenética actividad como concejal que, solo en cuota proporcional de gasto, supone gestionar casi el 50 % de todo el presupuesto anual.

Pero hay algo que no cuadra en todo esto porque, vamos a ver, si este tipo no se halla liberado y gestiona casi la mitad del Presupuesto, ¿cómo es posible que para gestionar la otra mitad del mismo sean necesarios nada menos que diez concejales liberados y siete cargos de confianza a plena dedicación con un coste anual de casi un millón de euros?


He aquí lo que nos cuesta a los contribuyentes el equipo de gobierno y sus cargos de confianza para gestionar solo la mitad del Presupuesto 2020 con su cargas sociales incluidas. Exactamente 966.824 euros/año. Es decir, 3,9 millones de euros todo el mandato de los cuatro años. Mientras que para gestionar cerca del otro 50 % del gasto del Presupuesto 2020, este prodigio de concejal se basta y se sobra él solo y además su salario se lo endosa a la Seguridad Social. Alucinante, oigan.

Es inexplicable no obstante que alguien que se supone que ha de dedicar horas a gestionar todas las áreas que lleva, compatibilice todo ello con una pensión de invalidez (desconocemos qué grado de invalidez, pero, obviamente, se trata de una invalidez para el trabajo), con dietas de asistencias a plenos y comisiones y demás gabelas incluidas. No lo entendemos la verdad, y hay algo en todo esto que no cuadra. Vamos, que alguien está engañando a alguien. O este tipo es un portento de la gestión inigualable o sus colegas del equipo de gobierno son unos vagos incompetentes. O en la Seguridad Social no se dan por enterados que todo puede ser.


LO QUE NO NOS CUENTA ESTE CONCEJAL DE SÍ MISMO


Este es el escueto perfil biográfico de este concejal que puede leerse en la web municipal:

Rubén Fernández Casar

Concejal de Empleo y Formación, de Personal y Régimen Interior y de Sanidad y Consumo:


Asturiano de nacimiento y sanfernandino de adopción. Tiene 57 años y ha ocupado puestos de responsabilidad política en su región natal y en Madrid, dedicando buena parte de su actividad a la educación en el movimiento LGTBI. Actualmente,  también es Secretario de Política Municipal en el PSOE de San Fernando de Henares.



Solo sabemos que es asturiano, que tiene 57 años y que ha ocupado puestos de responsabilidad política en "su región natal y en Madrid". Dedicando buena parte de su actividad a la educación en el movimiento LGTBI. 

Ni rastro alguno de su actividad profesional privada, lo que nos induce a pensar que buena parte de la misma ha sido a costa de los presupuestos públicos de unas u otras administraciones.

Pero, para conocer algo de sus antecedentes políticos y singularmente en su "región natal", es decir, en Asturias, nada mejor que consultar el blog del famoso y polémico Antón Saavedra, ex militante socialista de la región e incansable debelador de las corruptelas sindicales y políticas de la zona. Vinculadas casi todas ellas a la minería especialmente, y al corrupto papel en el desvío de fondos públicos a bolsillos privados de lo que este famoso agitador denomina el "pandillerismo sindical", y su deplorable labor extractiva de los fondos para la formación ya de todos conocida por los numerosos escándalos habidos. 

Para un mejor conocimiento o ampliación del asunto, recomendamos este enlace a su blog en esta entrada:

https://antonsaavedra.wordpress.com/2015/08/21/la-financiacion-de-las-cupulas-del-pandillerismo-sindical-a-traves-de-la-formacion/

Y, ¿qué es lo que Antón SAAVEDRA nos cuenta de RUBÉN FERNÁNDEZ CASAR, nuestro flamante concejal de Empleo y Formación precisamente? Pues léanlo ustedes mismos:



Entre otras cosas, Antón SAAVEDRA nos ilustra algo acerca de las andanzas políticas de nuestro portentoso concejal de Personal, Empleo y Formación y Sanidad y Consumo, del que dice ha sido el asistente de Gaspar LLAMAZARES cuando éste era diputado de IU por Asturias, que él mismo militó activamente en dicha formación política y en el PCE asturiano, y al que considera "un profesional de la política sin oficio ni beneficio". Si bien, afirma también (esto está escrito en 2015), que desde 2014 "pace en los establos del PSOE".

También lo acusaba A. SAAVEDRA, infatigable impugnador incluso como diputado regional de las graves corrupciones sindicales y su complicidad política en las organizaciones mineras - léase el famoso caso por ejemplo de Fernández VILLA -, a nuestro ínclito concejal de Empleo y Formación, de haber organizado llamamientos a sus conciudadanos y vecinos para - literalmente dice - su linchamiento civil con objeto de que entregara su escaño en el parlamento regional y obtener así para siempre el silencio de sus denuncias. Vamos, que nuestro concejal se dedicaba entonces a convocar a los vecinos de SAAVEDRA para que le hicieran los consabidos escraches, con objeto de acallar así para siempre las denuncias del insobornable ex militante socialista.

En fin, ahora entendemos el porqué de su escueta biografía, y la razón de que este portento de concejal que tenemos por suerte ocupado en nuestra salud aunque a sueldo de la Seguridad Social, oculte, so pretexto de un sintético currículum, su paso por la política asturiana donde, deducimos, ha transcurrido también casi toda su experiencia laboral y profesional como militante del PCE primero y de IU después, pero siempre  gozando de algún salario del erario público.

NUESTRO CENTRO DE SALUD EN CIFRAS

Nuestro concejal de la cosa sanitaria local no habla en la entrevista obviamente (y tampoco le preguntan, todo hay que decirlo) acerca de lo que es su competencia de la cosa como responsable y concejal de Sanidad. Es decir, no dice absolutamente nada sobre el Centro de Salud Municipal. 

Tampoco se sabe nada de memoria alguna que dé a conocer qué hace este centro realmente y en qué se invierte el casi millón de euros que nos cuesta. Y, desde luego, mucho menos han explicado ni el alcalde ni este superconcejal que tenemos la suerte de que nos lo pague la Seguridad Social, qué ha hecho la superpoblada dotación sanitaria de este Centro durante el estado de alarma, más allá de soltarnos lo consabido por alguno de sus responsables, que durante todos los meses de confinamiento han venido atendiendo al personal telemáticamente. Algo que, obviamente, es imposible de comprobar.

Pues bien, a falta de la publicación de una memoria que nos informe sobre los indicadores de este particular servicio municipal cuyo responsable es el concejal de Sanidad, analizaremos brevemente algunos de los parámetros económicos que nos indiquen su coste y a qué se dedica el casi millón de euros que nos cuesta según el Presupuesto de 2020. Lo que nos depara inesperadas sorpresas y explican el lógico silencio del alcalde y del concejal sobre este asunto. No es para menos.


Aunque hay notorias contradicciones entre la Memoria del Presupuesto 2020 y luego el detalle del capítulo del gasto funcional, sí sabemos según nos indica el concejal de Hacienda que firma la misma, que este Centro de Salud cuenta con una plantilla de 11 empleados todos ellos laborales, de los cuales cinco son médicos incluida su directora, y que también cuenta con tres psicólogos. Todos estos empleados del Centro Municipal de Salud tienen un salario correspondiente a la escala más alta equiparable al A 1 de los funcionarios. Solo este personal cuesta 296.100 € de salario bruto (excluidas las cargas sociales).

También cuenta el Centro de Salud con dos ATS, un auxiliar de clínica, un educador (?) adscrito al Plan de Drogas y un trabajador social, así como también un administrativo. Es decir, nuestro concejal es responsable de un Centro dotado con una plantilla que para sí quisieran muchos centros sanitarios de muchas poblaciones. El problema, sin embargo, es comprobar luego para qué sirve y cuáles son en detalles sus verdaderas actividades en plena pandemia además.

Aunque la liquidación del Presupuesto de 2020 ya debería de estar firmada por el alcalde desde el 31 de marzo pasado, sin embargo la concejalía de Hacienda no la ha publicado aún. Desconocemos la razón. Por lo cual los datos que se exponen a continuación lo son sobre la liquidación del Presupuesto de 2019. Así andamos desgraciadamente ayunos de datos actualizados fiables, pero con un buen montón de ingenuos ciudadanos haciendo el paripé de jugar a propuestas para los Presupuestos más participativos que hayan visto nunca los lugareños. 

No escarmientan, niegan y esconden la información más básica como la Liquidación del ejercicio de 2020, pero ya están con la patética campaña de los "Presupuestos participativos".

Así pues y aunque sea del ejercicio de 2019, de esta forma se distribuye el gasto asignado a este Centro de Salud.


El concejal de Sanidad es responsable de un Centro de Salud que cuenta con una plantilla de 11 personas compuesto por: cinco médicos, tres psicólogos y otros dos ATS, etc., y que, en su conjunto, cuestan (ver el cuadro de arriba) sobre un presupuesto de 857.000 euros (ejercicio de 2019) más del 50 %, es decir, 470.000 euros.

Asimismo, 47.000 € se van a la mancomunidad de Protección Animal y 275.000 para el Plan de Drogas, éste último íntegramente financiado por la Comunidad de Madrid. 

También bajo el epígrafe de Acciones Públicas relativas a la salud, podemos ver en los Presupuestos de 2020 un gasto previsto de 66.892 €, de los cuales 42.300 € se corresponden con gastos de limpieza del centro y otros 22.000 € con contrataciones externas cuya naturaleza desconocemos.


He aquí nuestro flamante Centro de Salud Municipal cerrado a cal y canto durante la pandemia, pero cuyo responsable, nuestro sin par concejal de la cosa, viene a dar lecciones a diestro y siniestro acerca de la organización de las áreas sanitarias del sistema, exigiendo a otros lo que él ni cumple ni, lo que es más grave, explica. Por ejemplo, qué ha sucedido con todos estos profesionales (nada menos que cinco médicos, dos ATS y tres psicólogos) durante la pandemia, mientras que sus colegas de profesión de todo el sistema sanitario estaban en primera línea de combate. 

Ni siquiera nos es posible comprobar a día de hoy porque desconocemos la liquidación del Presupuesto de 2020, si la increíble contrata de 42.000 € de la limpieza del Centro, le ha sido abonada íntegramente a la misma a pesar de haber estado literalmente cerrado durante al menos el estado de alarma.

No se esperan explicaciones a la gestión de sus competencias, porque si en algo se distingue este equipo de gobierno es por su lamentable opacidad sobre los servicios que presta. Pero, al menos, debería tener algo más de ética y exigirse a sí mismo el mismo nivel de exigencia que pretende aplicar a los gestores de la sanidad de la Comunidad de Madrid. Cómo mínimo eso.

Porque, mientras no lo haga, sus exigentes proclamas no puede gozar de credibilidad alguna, y solo se inscriben en la absurda y estéril lucha política por el poder, en lugar de ayudar poniendo tan extraordinarios e inflados recursos sanitarios que malgobierna, al servicio de la causa común de la lucha contra la pandemia, y no esconderla al conocimiento de la opinión pública. Y desde luego de todos los ciudadanos de San Fernando que, a la vista de la estructura de su gasto y de su inflada plantilla, casi todo se va en costes de personal, arrendamientos de servicios externos, así como en el eterno Plan contra las drogas que no acaba nunca, y para cuyo presupuesto no pone el Ayuntamiento un solo euro. 

De modo que aplíquese señor FERNÁNDEZ más en dar a conocer para qué sirve tan flamante Centro de Salud (es imposible conocer tampoco los ingresos que se producen por la prestación de sus servicios), y sobre todo explique y publique una memoria de la actividad de este Centro durante la pandemia. 

Es lo mínimo que se le debe exigir a este portento de concejal que cobra una pensión de invalidez de al Seguridad Social, pero que es capaz de llevar él solito cuatro Áreas de gobierno que, en términos de gasto, representan casi medio Ayuntamiento. Lo cual es todo un prodigio que sin duda no merecemos.

PRÓXIMA ENTRADA

¿PLAN DE EMPLEO O CLIENTELISMO POLÍTICO?

El Ayuntamiento ha implementado un denominado Plan de Empleo programado también por la Comunidad de Madrid, cuyo primer conocimiento pone sobre aviso si no estamos ante un caso de puro clientelismo y cuya puesta en marcha deja un lamentable reguero de oscurantismo y falta de transparencia. Se trata en realidad de toda una operación de Oferta de Empleo público encubierta, en la que no faltan aparentes contradicciones con la legalidad. Visto los antecedentes del concejal de la cosa en Asturias, nos proponemos estudiar este asunto en las próximas entregas, y denunciar los aparentes abusos que ya hemos detectado a primera vista.


jueves, 29 de abril de 2021

ESTACAZO DE LA JUNTA ELECTORAL AL ALCALDE CORPA

 


ESTACAZO DE LA JUNTA ELECTORAL AL ALCALDE CORPA

La incontinencia electoral del alcalde Corpa le hace incurrir en lamentables meteduras de pata como esta que ha protagonizado en plena campaña electoral utilizando recursos institucionales, y en este caso con lo que es su particular fijación: la denominada atención primaria sanitaria.

En rueda de prensa convocada al efecto, el alcalde ha venido a afirmar que "La Comunidad de Madrid ha decidido meter un estacazo a la Atención Primaria". Así, como suena, un "estacazo", muy acorde todo con el lenguaje propio de la violenta campaña que sus mayores se han propuesto realizar para embarrarla, y a la que no es ajena ni el pretexto utilizado por el alcalde ni desde el luego el propio lenguaje belicoso que ha regurgitado, contagiado por el clima tenso y hasta violento de la campaña organizado por los suyos.

El alcalde Corpa, lo hemos dicho en otras ocasiones, se halla en un permanente y compulsivo estado de campaña electoral, utilizando de forma abusiva y sin escrúpulo alguno como es este caso, recursos institucionales que, por ser de todos, se les debe exigir naturalmente la más estricta neutralidad. Otra cosa es lógicamente si lo hiciera utilizando los medios de su partido. 

En otras palabras, que el alcalde Corpa se cree el propietario de la Corporación y por lo tanto con patente para hacer lo que da la gana con ella, patrimonializando así recursos que son de todos pero en beneficio de su partido en plena campaña electoral, y echando de esta forma su cuarto a espadas en favor propio sin importarle mucho o nada la legalidad existente y mucho más en plena campaña electoral. 




De forma tal que, a resultas de una denuncia del Partido Popular, la Junta Electoral de Alcalá de Henares le ha ordenado mediante resolución dictada el pasado día 27, la inmediata retirada de lo publicado tanto en la web municipal como en las cuentas municipales abiertas en twitter o facebook, y otras redes sociales, por la flagrante infracción por parte del alcalde de la Ley General Electoral en su artículo 50.1 de la misma, tal y como le recuerda la Junta Electoral.

EL ALCALDE CORPA EMULANDO A QUIM TORRA

Sin embargo, y a pesar de la contundente resolución de la Junta Electoral debidamente notificada al alcalde hace días, a día de hoy no han retirado ninguna de las declaraciones publicitadas, y en la propia web municipal es posible consultar ahora mismo la nota emitida así como el audio de la entrevista realizada también.

Es decir, se coloca así el alcalde CORPA en la misma tesitura que llevó a ex presidente TORRA a desobedecer lo ordenado por la Junta Electoral, al negarse a quitar de los edificios de la Generalitat pancartas sobre los procesados, alegando que ello constituía el simple ejercicio de la libertad de expresión. Algo que luego ha servido de base precisamente para inhabilitarlo por desobediencia a lo acordado por la Junta Electoral.

¿Se propone pues el alcalde CORPA seguir el mismo camino que el ex presidente TORRA? 

Pues, a juzgar por el hecho de que de las cuentas oficiales del Ayuntamiento y de la propia web municipal no han procedido a retirar sus declaraciones, todo parece indicar que sí, que el alcalde CORPA ha decidido declararse en rebeldía a lo ordenado por la Junta Electoral puesto que a día de hoy y a esta hora, ninguna de las proclamas publicadas han sido retiradas como le ha ordenado la J.E.

Queda para otro día el fondo de su soflama, es decir, lo del estacazo a la atención primaria por parte de la Comunidad de Madrid como dice, y comparar su misma exigencia con el denominado Centro de Salud municipal. Un centro que depende de él y en el que, entre otro personal sanitario, tiene cuatro médicos (incluso al parecer han contratado uno nuevo), pero que permaneció cerrado durante el estado de alarma y del que se desconoce qué hizo realmente en aquellos momentos. Y, además, dado que el mismo no ha presentado siquiera una simple memoria (al menos no se conoce), es imposible saber exactamente qué ha hecho y qué hace realmente durante la pandemia y dónde han estado sus profesionales de la medicina durante todo este tiempo. Pero eso, ni el alcalde lo explicará ni tampoco la oposición lo preguntará.


El Centro de Salud Municipal cerrado a cal y canto durante la pandemia y desde luego durante el primer estado de alarma, tal y como puede verse en la fotografía de arriba.